lunes, 10 de junio de 2013

Control, tensión y desinformación; ¿dónde está el alcalde Medrano?

EPA partir de la captura de personas allegadas al alcalde por lavado de dinero y caso especial de estafa, elPeriódico visitó la Municipalidad desde el martes hasta el viernes pasado. El objetivo: obtener declaraciones del que sería el líder de la red de corrupción. Conforme pasaron los días, la situación en Chinautla se convirtió en una fuente de conflicto entre pueblo, trabajadores municipales y periodistas. El resultado: evasivas, negación de información, seguimiento. La insistencia por encontrarlo terminó en una amenaza de secuestro dentro de la Municipalidad por parte de los pobladores contra el equipo de elPeriódico.


Martes
>Calma, normalidad y puertas abiertas

Al siguiente día de que algunos miembros del Concejo Municipal fueran aprehendidos, Medrano y el resto de síndicos y concejales no asistieron a la alcaldía. La sede de la comuna reflejaba un ambiente cotidiano de trámites, pagos y consultas. Nadie parecía fuera de contexto, los trabajadores respondían preguntas con respeto y sin miedo.

En el tercer nivel del edificio, cuatro puertas, solo una abierta: la Secretaría. Al entrar, la secretaria, que se identifica como Vanesa, dice que el alcalde estuvo en horas de la mañana, pero que no sabe dónde está y tampoco si llegará por la tarde o al siguiente día.

Miércoles
>Sin conferencia, pero controlados

La expectativa sobre la figura del Alcalde aumenta dos días después de los señalamientos. La defensa de Medrano: sus trabajadores, su gente. Esa mañana, los reporteros llegan a la convocatoria que habrían hecho el día anterior. Al subir al tercer nivel, la secretaria, con un tono más reacio explica que el Alcalde no está y que no llegará.

El equipo de elPeriódico aguarda en la sala de espera afuera de la Secretaría, Vanesa traslada una llamada. Una mujer que se identifica como Brenda del Cid amenaza con que si no nos retiramos, enviará a la seguridad para sacarnos. Cuando se le pregunta su cargo, no responde. Tras insistir en la pregunta, cuelga. Posteriormente se investiga y se conoce que se trata de la encargada de Educación de la Municipalidad.

En Tierra Nueva I y Tierra Nueva II hay tres establecimientos educativos construidos por la administración de Medrano en los últimos ocho años. Dos institutos básicos tienen su nombre. Para verificar los elogios de los vecinos, elPeriódico llega a Tierra Nueva I. La subdirectora Mónica Pérez nos atiende. Dentro de la oficina, una cámara de seguridad. Es frecuente verlas en el municipio. En el instituto hay diez, explica Pérez. Ella cuenta que Medrano construyó el centro educativo y es la comuna la que lo mantiene.

Al terminar la entrevista, llega un hombre de playera blanca. Le pregunta a Pérez sobre nuestra presencia, ella le explica y se despide. Cuando ingresamos al vehículo, el hombre apunta las placas. Entonces surge el diálogo:

EP- ¿Usted es maestro? ¿trabaja en el instituto?
Hombre: –No

¿Trabaja en la Municipalidad?
A ustedes no se les puede dar información.

¿Por qué?
– Ustedes no son gratos en este lugar.

Tras unos minutos de tensión y evasivas, responde que es trabajador municipal, aunque no aclara su puesto. Se llama Alex Mansilla. “Siempre estamos vigilantes de todo lo que pasa acá”, afirma.

Luego nos trasladamos a Tierra Nueva II, los directores, que llegaron al primer establecimiento nos guían. Dos personas en bicicletas igualmente van en el recorrido desde el primer instituto hasta el segundo, también llamado con el nombre del Alcalde. Al lado hay otra escuela de párvulos. El nombre: “Licda. Ingrid Roxana Baldetti Elías”. Se inauguró el 31 de mayo en ausencia de la Vicepresidenta.

Al término del recorrido, llega otro trabajador municipal a verificar lo que hacía el equipo de elPeriódico.

Jueves y viernes
>El pueblo defiende a su Alcalde

Luego de dos días de ausencia, un grupo de mujeres esperan afuera de la Municipalidad. Al ver a los periodistas, una de ellas corre con las otras para advertir la presencia del “enemigo”. Se agrupan y levantan pancartas en apoyo a Medrano. La secretaria sigue diciendo que el alcalde no está y argumenta que supervisa obras. Un hombre que acompaña a las mujeres, les dice que no se vayan porque en cualquier momento las pueden necesitar y persigue al reportero dentro del edificio.

El viernes fue el más tenso, al límite de un escándalo mayor. Una mujer de rojo y un hombre de suéter negro vigilan nuevamente la comuna. Al ver el carro de elPeriódico corren hacia adentro. En la entrada del edificio se aglomeran. “Ese es el periodista, sí es, vamos”, dicen.

Desde el primer nivel hasta el tercero, en la oficina de la secretaria, el hombre de suéter negro sigue al reportero de cerca. Al llegar con Vanesa, la misma respuesta del día anterior: el Alcalde está en reuniones de trabajo y supervisa obras. Confirma que dentro de la Municipalidad no hay una Oficina de Información Pública como estipula la Ley de Libre Acceso a la Información.

El grupo de mujeres se aposta fuera de la Secretaría. Se sientan a vigilar al reportero y al fotógrafo. Una se acerca para reiterar que apoyan al Alcalde, las demás se ponen de pie y nos rodean. Nosotros permanecemos sentados. Nos piden que no nos metamos con “don Arnoldo”. Seguimos cuestionando a la secretaria. Otra mujer grita:

– ¿Cuál es la insistencia con la secretaria?
EP– Quiero saber dónde está el alcalde.

–¿Les gustaría que cerremos la Municipalidad y los tengamos aquí como rehenes?
EP-Quiero hablar con el Alcalde

– Si ustedes insisten en lo mismo, los vamos a encerrar, como pueblo vamos a tomar la Municipalidad con los que vengan a fastidiar acá


elPeriódico decide abandonar las instalaciones. Las mujeres exclaman que ellas defenderán a toda costa al alcalde Medrano. “¡El pueblo unido jamás será vencido!”, gritan mientras bajan las gradas detrás del reportero y el fotógrafo.

0 comentarios:

Publicar un comentario