martes, 25 de junio de 2013

Exinvestigadores implican a cúpula policial en ejecución de reo

EPTambién señalan que el día de la muerte de esta persona, que se había fugado de la cárcel El Infiernito, estuvieron presentes Vielmann, Sperisen y Figueroa.

Guadalupe Ruiz y Felipe Canajá, exinvestigadores de la Policía Nacional Civil (PNC) convertidos en colaboradores eficaces, declararon ayer frente al Tribunal B de Mayor Riesgo por medio de entrevistas grabadas, para probar la participación de Víctor Soto, Víctor Ramos, Axel Martínez y María del Rosario Melgar, todos integrantes de la cúpula de la Policía Nacional Civil, en la ejecución del reo Edwin Santacruz.


En la audiencia de ayer, los testigos declararon cómo se aplicó el Plan Gavilán. Con este, las autoridades buscaban “sentar el precedente de que quien se fugaba de la cárcel se moría”, señaló Ruiz.

La ejecución extrajudicial de Santacruz, quien era uno de los 19 reos que se fugaron de El Infiernito el 22 de octubre de 2005, ocurrió en Río Hondo, Zacapa, el 2 de noviembre de 2006, según la declaración de Ruiz.

El testigo dijo que ese día llegaron a Zacapa el director de la Policía, en ese entonces Edwin Sperisen, el subdirector Javier Figueroa (acusados en Austria y Suiza, respectivamente por hechos similares); el exministro Carlos Vielmann (sindicado en España), el investigador Víctor Soto, el asesor de Gobernación Víctor Rivera y su “grupo”.

Felipe Canajá, el segundo colaborador eficaz, señaló que los sindicados Víctor Ramos y Axel Martínez Arriaza “se metieron al carro junto a Santacruz, con una pistola cubierta por una playera y luego se escucharon detonaciones”.

Después, según Canajá, Víctor Soto “roció” con un fusil M-16 el carro donde yacía muerto Santacruz. “Axel Martínez Arriaza sacó un fusil AK-47 y lo puso en las piernas del muerto. Soto nos dijo que diéramos otra versión a los medios”, indicó.

Canajá declaró que “públicamente se dijo que se tuvo conocimiento de que había muerto un prófugo”. También mencionó que María del Rosario Melgar portaba un fusil “mini AK-47” junto a Víctor Rivera.

Sin embargo, Rony Espinoza, investigador del Comando Antisecuestros, otro de los que presentó su testimonio, dijo que “Melgar no sabía usar armas y su trabajo era administrativo”.

Los acusados por el delito de ejecución extrajudicial son Soto, Melgar, Ramos, Emmanuel Rivera, Francisco González Ibáñez, Aldo Estéfano Figueroa, Axel Martínez Arriaza y Nicolás Canajá.

En el mismo juicio se llevan tres casos de diez muertes: siete en la cárcel de Pavón, dos en Santa Rosa y uno en Zacapa. Hoy continuará el debate con la participación de otros testigos.

0 comentarios:

Publicar un comentario